¡Bye, Bye, Pepephone!

¡Bye, bye, Pepephone!

Publicada en Publicada en Tecnología

Muy a mi pesar y debido a los últimos acontecimientos sufridos he decidido darme de baja de la compañía telefónica Pepephone. Han sido cinco años en los que apenas he tenido quejas pero desde que el operador móvil virtual pasara a manos de MásMóvil no han vuelto a ser lo mismo. He aquí la historia de amor que durante cinco años se fue deteriorando por los cambios sufridos por Pepephone.

 

Pepephone y yo

Allá por el 2012 y tras más de catorce años con Movistar (antiguamente Telefónica) decido cambiar de aires telefónicamente hablando. Tras buscar por internet opiniones sobre nuevas compañías de teléfono encuentro en Forocoches, donde si no, muchas opiniones sobre una empresa española llamada Pepephone que ofrece lo que busco, una tarifa de datos parecida a la de Movistar pero que no me costara un riñón, para el que no lo sepa pagaba entre 42 y 55 euros mensuales, sin apenas llamar. Una salvajada. Hablo con ellos para ver si podían ofrecerme otras opciones y me dijeron de malas maneras que no y que si me iba pues adios.

Así que decido “mudarme” a Pepephone y paso directamente a pagar entre 11 y 14 euros mensuales, logrando muchas veces no consumir todos los datos del mes (con la anterior compañía era imposible). Además la empresa apenas me envía emails y cuando lo hace es para cosas importantes (se ha caido la red, os devolvemos X euros, ampliación de datos móviles sin gasto alguno,…). Robe es feliz y se lo comento a amigos y familiares y algun@s también deciden “mudarse” a operador móvil virtual. Me hace sentir único, especial. Nunca pensé que una compañía de teléfono me mimara de esa manera. Encima tenía nombre molón. Pepephone. Mola.

 

La felicidad no es para siempre

Los rumores que leo en internet se confirma; En 2014 Pepephone va a dejar de tener cobertura de Vodafone y tras un lío con Yoigo en el que no resulta ningún acuerdo interesante, inició la migración de todos sus clientes a la de Movistar en 2015, con lo que ello conlleva; en mi caso paso de tener buena cobertura a una regular, consumir misteriosamente todos los datos antes de acabar el mes, con su respectivo resultado en la factura (pagar más). Aún así seguía siendo feliz y seguía recomendando a mis amig@s y familiares. Tonto de mí.

En 2016 el grupo de telecomunicaciones MÁSMÓVIL compró el 100% de las acciones de Pepephone y colorín colorado, lo poco bueno que tenía la compañía se ha acabado; la comunicación de tan buen rollo que tenían en redes sociales y emails desaparece, sigo teniendo mala cobertura (raro es el día que alguien me llame y no le salga con el móvil apagado) y raro es el mes que no sobrepase en plan bestia los datos consumidos. Ea, ea, ea, Robe se cabrea.

 

 

Todo principio tiene su final

Y llegamos a 2017. Robe empieza a mirar a la competencia. Ve anuncios por la tele y por internet y les hace gracia, a pesar de que son patéticos. Empiezo a sentirme tentado por otras. Ya no veo igual a Pepephone. Ya no me mima. No me hace sentir especial. Vuelvo a ser del montón. Un número (de teléfono) más. Me recuerda a mi época con Movistar. Más de una noche relleno los datos en alguna compañía de la competencia pero me quedo a un paso de cambiarme porque me da reparos. Pepephone no es así. Seguro que vuelve a ser el de antes y todo habrá sido un malentendido.

Sin embargo pasan los meses y nada cambia… Hasta que en Mayo me llega una mega factura telefónica, la más alta que jamás he pagado en mi vida. Desde que Pepephone ha pasado a ser MasMóvil era raro el mes que no me pasara de datos y solía pasarme entre cinco y diez euros mensuales que tampoco era tan grave pues era lo que calculaba mentalmente, sin consultar los datos de Pepephone. El mes de Abril ha sido el problema, que no me imaginaba que iba a ser tanto. Es cierto que a mitad de mes recibí mensajes de que estaba sobrepasando mi tarifa de datos y es verdad que en Abril he estado haciendo cosas para Google Maps y que me llevaría un susto. Pero no tan alto. Fue la gota que colmó el vaso. El empujón que necesitaba para irme de los brazos de Pepephone. Publiqué un mensaje, tanto en Twitter como en Facebook, pidiendo consejo a amig@s/familiares/conocid@s y tras meditarlo mucho, no más de 12 horas, decido dar el paso y cambiarme. ¿A cuál? No lo diré aunque si navegais por mis redes sabréis cual es.

Son los tiempos que corren. Antes apenas había competencia. Ahora hay muchas empresas que ofrecen lo mismo, que gracias a internet te puedes informar más y mejor, no hay permanencias y te puedes cambiar casi de un día para otro. Ya no hay que comerse mucho la cabeza. Hay que ir a lo que le interese uno y que mejor le vaya. Fue bonito mientras duró. Cinco años que se me han pasado volando. Muchas gracias por todo, Pepephone. Y a otra cosa, mariposa.

2 comentarios en “¡Bye, bye, Pepephone!

  1. “Es cierto que a mitad de mes recibí mensajes de que estaba sobrepasando mi tarifa de datos y es verdad que en Abril he estado haciendo cosas para Google Maps y que me llevaría un susto. Pero no tan alto. Fue la gota que colmó el vaso.”

    O sea que te avisan que te estas colando, cuando contratas la tarifa viene en un tamaño de letra considerable lo que te cobran cuando te pasan así como la posibilidad de ampliar datos. Pero tú, pensabas que no iba a ser tanto dinero aún teniendo la información al alcance muy fácilmente y la culpa la tiene la compañía de teléfono???

    MADRE MÍA!!

    1. Buenas, Carlos. No me he explicado bien y voy a corregirlo en el post. El problema es que desde que Pepephone ha pasado a ser MasMóvil era raro el mes que no me pasara de datos y solía pasarme entre 5 y 10 euros mensuales que tampoco era tan grave pues era lo que calculaba mentalmente, sin consultar los datos de Pepephone. En el mes de Abril ha sido el problema, que no me imaginaba que iba a ser tanto. Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *